El plan de infraestructuras de 500 mil millones de dólares de Trump necesitará la mano de obra mexicana para su ejecución


Ignacio Luna/Ciudad de México

El plan de inversión en infraestructuras norteamericanas, que cuenta con un gasto de 500 mil millones de dólares, que contempla el nuevo presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, necesitará de la mano de obra mexicana para su ejecución. Dicho proyecto que tiene como objetivo cubrir las necesidades del país para mejorar carreteras, puentes y aeropuertos, al igual que crear puestos de trabajo, choca frontalmente con el mensaje anti-inmigratorio que ha sembrado el magnate de la construcción durante la campaña electoral.

Desde la Asociación Regional de Contratistas Hispanos (RHCA, por sus siglas en inglés), que está afincada en Texas y es la más grande de los EU, aseguran que el mensaje anti-inmigratorio de la nueva administración Trump ha sido una forma política de acaparar la atención porque “en realidad Trump es un empresario consecuente y sabe que no puede hacer nada sin la comunidad hispana. Trump no es tonto y sabe que necesita la mano de obra latina para hacer crecer la economía del país”.

El sentimiento anti-inmigrante no es consciente de las exigencias de la industria de la construcción norteamericana. Las empresas constructoras de EU sufren a la hora de encontrar trabajadores mexicanos. De las 1.358 empresas que encuestó el año pasado la Asociación General de Contratistas de Estados Unidos, el 86% tuvo problemas para cubrir los puestos de trabajo. Es por ello, por lo que muchas empresas cuentan con programas de ayuda para los trabajadores inmigrantes con el fin de convertirlos en ciudadanos de EU: a través de pequeños préstamos financieros para solicitar la ciudadanía y asesoramiento para los exámenes de naturalización. Es por todo esto, por lo que el nuevo plan de 500 mil millones de dólares, que según muchos analistas va a significar el relanzamiento de la economía norteamericana en los primeros dos años de la era Trump, necesitará nuevamente de las manos de los mexicanos para pasar del papel a la realidad.

El crecimiento del sector de la construcción en Estados Unidos ha sido significativo en los últimos meses, y existen ya nuevos proyectos de construcción que ante la escasez de mano de obra en EU han sido solicitados a empresas latinoamericanas: empresas de cementos e ingeniería civil. No obstante, el nuevo plan de infraestructuras tiene como objetivo prioritario sortear la caída en la demanda global y relanzar el Producto Interior Bruto de EU que creció a un ritmo anual del 2,9 % entre julio y septiembre, más de lo esperado y más del doble del 1,4 % del trimestre anterior. La economía estadounidense comenzó el año con un crecimiento bastante débil, de apenas el 0,8 % entre enero y marzo, sin embargo, parece que se ha ido acelerando paulatinamente. A este plan hay que añadir el programa de estímulo fiscal que la administración Trump contempla con un recorte significativo de impuestos para empresas y familias.

Un 80 por ciento de la construcción está en manos latinoamericanas. Y, según fuentes americanas del sector, destacan que la mano de obra mexicana es una de las mejor valoradas en cuanto que muchas empresas quieren ahorrar costes y los trabajadores mexicanos son los que menos cobran. Al igual que, destacan, “es un trabajo pesado que no quiere hacer anglosajones o afroamericanos”. Como apunte, hay que destacar que dos terceras partes de los hombres mexicanos de entre 18 y 64 años que migraron a EU trabajan en la construcción o en el área de servicios.

El Plan Trump, como algunos se han encargado en calificar, que será uno de sus primeros proyectos, ya fue anunciado en su libro Crippled America: How to Make America Great Again (America lisiada: Cómo hacer América grandiosa de nuevo). En su libro Trump destacó que “mejorar la infraestructura del país sería un gran proyecto prioritario”.

Por todo esto, desde la RHCA destacan que el mensaje de Trump ha formado parte de una estrategia política ajena de la realidad, “el nuevo presidente estará asesorado por mucha gente experta que le va a hacer ver las verdaderas necesidades del país. Trump va a tener la oportunidad de recapacitar, aunque quizás ya lo sabe porque todos sus edificios están construidos por mano de obra hispana”.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s